Debate: problemática del alquiler en el ámbito estudiantil

¡ Volvemos de las vacaciones con una reseña de nuestra última actividad!

El pasado 13 de diciembre estuvimos en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociología de la UGR debatiendo en torno a la problemática del alquiler en los casos de alquiler estudiantil.

El alquiler estudiantil tiene un peso importante y característico en la ciudad de Granada respecto a la configuración del parque de la vivienda de la ciudad. La UGR cuenta con 47.000 estudiantes aproximadamente, de los cuales el 47,4% de provienen de fuera de Granada (a nivel nacional) y el 8,7% son estudiantes extranjeros. Por tanto, nos encontramos con un alto porcentaje de estudiantes que pasarán a ser residentes de la ciudad durante el curso académico, ya sea en residencias universitarias o en viviendas de alquiler.

En el caso de las viviendas de alquiler nos encontramos con que el estudiantado no solo tendrá que afrontar el pago de las tasas, si no también el coste de la renta (donde, además, los precios están creciendo de manera desorbitada). Incluso aquellos estudiantes que cuenten con beca, no tendrán suficiente apoyo económico para cubrir la totalidad de la vida fuera de la unidad familiar. Por tanto, el precio del alquiler puede llegar a ser un limitante para desarrollar los estudios universitarios.

Por otro lado, también nos encontramos con que en muchas ocasiones estas viviendas de alquiler destinadas al público estudiante no se encuentran equipadas en la óptimas condiciones para la habitabilidad, generando situaciones de precariedad y constantes conflictos entre inquilinas y propietarios en cuanto a asuntos de reparaciones, mantenimiento, etc.

¿Con qué derechos cuenta el estudiantado como inquilinas?

El problema y reto se encuentra en que estos contratos de alquiler no se regulan por la LAU, si no que se encuentra en la categoría de “Vivienda temporal”, y por tanto se tratan de contratos de arrendamiento “de uso distinto a vivienda”. Esta situación hace que los estudiantes se encuentren más desprotegidos respecto a otras inquilinas que sí pueden atenerse a la LAU (aunque aún queda mucho que trabajar y modificar también en estos casos).

La principal diferencia es que al tratarse de un contrato de uso distinto a la vivienda, el acuerdo entre las partes es lo que tiene mayor relevancia (mientras que en contratos de Vivienda habitual serían las diferentes estipulaciones de la LAU). Algunas problemáticas concretas pueden ser la temporalidad (en uso diferente a vivienda no se podrá reclamar más tiempo del que aparezca en contrato, mientras que en un contrato de vivienda habitual deberá de respetarse la temporalidad recogida en la LAU), y la fianza: En los arrendamientos de vivienda, la fianza equivale a una mensualidad de la renta; en los arrendamientos para uso distinto del de vivienda, a dos.

Una respuesta a “Debate: problemática del alquiler en el ámbito estudiantil”

  1. Si mi hija está de alquiler en un piso de Granada y al pasar lo del corona virus desde el viernes 13 Marzo está en la casa es decir el piso está vacío ,no hay consumo de luz, agua,
    Que pasa con este alquiler
    De momento ya es un mes el tiempo que va estar en casa y que si esto se prolonga más sabiendo que la universidad se acaba en Mayo y después solo son exámenes.
    Se debería dejar el piso?
    Porque está pandemia saben que va para largo y esto es un gasto innecesario para las familias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *